Máquinas de grabado y corte para joyería. ¿Cuál elegir?

Grabado para joyeria

Diferencias entre las máquinas láser y los pantógrafos electrónicos

La personalización mediante grabado ha sido siempre una práctica habitual del sector de la joyería.

Una máquina de grabado para joyería permite mediante la personalización convertir un objeto en algo único y exclusivo, atributos que el sector del lujo trata de ofrecer como valor añadido a sus clientes.

Antiguamente se utilizaban los tradicionales pantógrafos manuales como la IM3 de Gravograph

Los pantógrafos grababan con diamante dejando un acabado brillante sobre el metal. Las limitaciones eran obvias en cuanto a tipografías, dibujos, símbolos, etc. ya que se tenían que adquirir por plantillas y no se podían personalizar.

Los pantógrafos manuales dejaron paso a las máquinas electrónicas mecánicas

Son máquinas que se pilotan con un ordenador, abriendo el abanico de posibilidades de personalización gracias al diseño realizado con un software de grabado como, por ejemplo, GravoStyle.

Estos equipos graban con fresa o con diamante, por lo que se puede realizar desde un grabado fino hasta un recorte con fresa de determinados materiales. Las máquinas electrónicas facilitaron el proceso de fabricación de las joyas y también su personalización. Se puede grabar todo tipo de diseños, dibujos, ornamentos, etc. de una manera sencilla y precisa, sustituyendo los laboriosos trabajos manuales y aumentando la productividad.

Desde hace unos años también han irrumpido en el mercado las máquinas láser

Por un lado, están las máquinas láser de fibra pulsada que permiten el grabado láser en metal como los metales preciosos, zamak, latón, acero inoxidable, titanio y otras aleaciones. Dependiendo de la potencia del láser, estos equipos también pueden llegar a cortar planchas finas de material.

Por otro lado, están las máquinas de marcaje y corte por tecnología CO2. Estos equipos pueden grabar y cortar multitud de materiales orgánicos que también se han incorporado a la fabricación de joyería y bisutería moderna, como piel y cuero, metacrilato, plásticos, etc. También pueden marcar materiales minerales como piedras preciosas o semipreciosas, cristal, pizarra, etc.

Finalmente, también existen las máquinas de láser verde, mucho menos conocidas pero muy eficaces para grabar metales preciosos y brillantes. Tienen un haz láser muy fino, por lo que pueden marcar textos, códigos o logotipos muy pequeños con una resolución excepcional.

Principales diferencias entre las máquinas láser y las máquinas electrónicas mecánicas

  • Acabado del grabado: mientras que un diamante araña el material y saca el propio brillo del metal, un láser lo que hace es quemarlo y, por tanto, el acabado suele ser oscuro. El grabado por fresa es un proceso de arranque de viruta del propio material que mantiene el color del metal.
  • Precisión: el láser tiene un haz mucho más fino que una herramienta y es por ello que puede realizar grabados muy pequeños que sean perfectamente legibles o recortar piezas de tamaño reducido sin ningún problema. Puede también grabar en piezas muy pequeñas códigos que sirvan para la identificación y la trazabilidad de las joyas, o logotipos de la marca del fabricante.
  • Rapidez: la tecnología láser es mucho más rápida que un grabado mecánico así que se gana en productividad.
  • Sujeción de las piezas: en una grabadora electrónica es importante sujetar bien la pieza para ser grabada. Gravograph, por ejemplo, ha desarrollado un amplio abanico de mordazas para que se pueda sujetar cualquier pieza de joyería, regalo, etc. Con una máquina láser, a priori, no se necesita ninguna sujeción ya que el láser realiza el grabado sin contacto. Sí es necesario algún dispositivo de sujeción para casos especiales como anillos, pulseras, piezas cilíndricas, etc.
  • Versatilidad en materiales: las máquinas mecánicas pueden trabajar multitud de materiales metálicos, plásticos, madera, cristal, etc. Las máquinas láser fibra trabajan bien sobre metales y plásticos, las máquinas láser CO2 sobre materiales orgánicos y minerales y las láser verdes graban muy bien materiales translúcidos, metales reflectantes (cobre, plata, oro), cerámica, etc. En este sentido, las grabadoras electrónicas pueden ser más versátiles que las láser para joyería, dependiendo de las piezas que se quieran realizar.
  • Fresados alto y bajo relieve: una fresadora puede realizar grabados en profundidad con la herramienta y el software apropiado. Por el contrario, una máquina láser exigiría una potencia muy alta y, por tanto, una inversión mayor.
  • Inversión: en general, las máquinas láser suelen ser equipos que requieren una inversión mayor que las máquinas electrónicas por lo que es fundamental saber qué uso se le va a dar a la máquina y calcular el retorno de la inversión.

Algunos ejemplos de las máquinas para joyería, bistuería y complementos que Gravograph propone a sus clientes:

  • M20 Joyería: máquina electrónica de grabado por fresa o diamante que graba tanto en plano como en cilindro.
  • LS100: máquina de tecnología CO2 para grabado y corte por láser.
  • F20: máquina de marcaje y recorte por tecnología láser de fibra.
  • G5: máquina de marcaje por tecnología láser verde.

En principio, no se puede decir que una máquina sea mejor que la otra. Lo mejor es valorar los trabajos y las aplicaciones que se quieren realizar y encontrar la máquina que mejor se adapta a esas necesidades. Si precisas asesoramiento no dudes en contactarnos.

Esperamos que este post te haya solucionado algunas de tus dudas a la hora de decantarte por una máquina para la personalización y creación de piezas de joyería o bisutería.  

Si te ha gustado el post, no dudes en compartirlo. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.